SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Si viajas en coche compartido, hazlo con seguridad

Redacción,  Viernes, 09 de Diciembre de 2016
Diciembre es el mes ‘estrella’ de los viajes compartidos, por eso, antes de decidirte por esta opción que ofrece entre sus ventajas mayor flexibilidad en los horarios, comodidad y rapidez, infórmate y hazlo con seguridad.
Al utilizar Blablacar, los usuarios comparten los gastos del viaje, pero sin ánimo de lucro.

Diciembre es el mes ‘estrella’ de los viajes compartidos. Antes de decidirte por esta opción que ofrece entre sus ventajas mayor flexibilidad en los horarios, comodidad y rapidez, infórmate y hazlo con seguridad. En Internet se pueden encontrar foros en los que se ofrecen viajes compartidos a precios muy económicos, pero hay que ser precavido y no subirse en el coche de cualquiera que no te ofrece las garantías suficientes.

 

La plataforma líder en viajes compartidos, Blablacar, ante los temores de los viajeros ha tomado la iniciativa y ofrece desde el pasado verano un seguro con AXA para quienes sutilicen este servicio.

 

Como viajero debes saber que al utilizar Blablacar los usuarios comparten los gastos del viaje, pero sin ánimo de lucro, por tanto los viajeros en caso de accidente están cubiertos por el seguro del vehículo como en cualquier otro viaje que se realice.

 

Pero los imprevistos en un viaje pueden ser otros. Como viajero esperas llegar en un tiempo ‘prudencial’ a tu destino. En caso de avería, el seguro de AXA para las reservas on-line ofrece asistencia en carretera y grúa hasta el taller más cercano. Si el coche no puede repararse en un tiempo razonable, el conductor y los pasajeros tienen a su disposición un medio de transporte para llegar al destino.

 

Además, si te olvidas algún objeto personal en el vehículo, AXA también cubre los gastos del envío por correo postal.

 

Como garantías adicionales, viajar con seguro también incrementa tu nivel de protección independientemente de la cobertura ya contratada con tu seguro. En caso de accidente grave -fallecimiento o incapacidad absoluta y permanente-, tú o tus beneficiarios recibiríais una cantidad adicional de 25.000 euros. Además la compañía pone a tu disposición de forma gratuita un servicio de asesoría legal y una cobertura de gastos legales de hasta 10.000 euros especialmente para reclamaciones de daños, disputas sobre siniestros y protección para el conductor frente a multas debidas al comportamiento de los pasajeros.


En caso de disconformidad, ¿cómo puedo reclamar?

Al viajar en coche compartido pueden surgir otro tipo de ‘disconformidades’ que hagan que el viaje no se pueda realizar, no se hayan cumplido las condiciones previstas o las normas de conducta establecidas por la empresa. En estos casos, ¿cómo reclamar? La letrada Almudena Velázquez, de Elcano Asesores, ofrece algunas respuestas. Si se nos plantea alguna de estas circunstancias “ha de formularse una reclamación por parte del pasajero o del conductor (según quien sea el afectado por la cancelación) en el plazo de siete días desde que se conozcan tales circunstancias a la propia página de Blablacar. Si es el conductor el que ha cancelado el viaje y el pasajero se ha quedado ‘en tierra’, se le devuelve el dinero; si por el contrario ha sido este último el que ha decidido no viajar, dependiendo de los días de antelación con los que avise, se le devolverá todo o parte del importe, pues se considera que el conductor tiene derecho a una indemnización por la dificultad o incluso imposibilidad de buscar otro pasajero para compartir su coche”.


¿Y si pasajero y conductor no se ponen de acuerdo?

Almudena Velázquez explica que “en caso de que las versiones de conductor y pasajero difieran, el equipo de Atención del Usuario de Blablacar decidiría, pero hay que tener también en cuenta que no es un arbitraje ni una mediación oficial, y por lo tanto dicha decisión no puede ser vinculante, de tal manera que quien se considere perjudicado por ella podría reclamar a la empresa directamente. Habida cuenta de los importes que cobran por gestión, lo más adecuado es solicitar si no se llega a un acuerdo el arbitraje en las Juntas de Consumo, ya que tanto conductor como pasajero tienen la consideración de consumidores en sus relaciones con Blablacar”.

 

En opinión de la letrada, Blabacar ejerce una actividad legal de intermediación entre particulares y “cobra por esa labor de intermediación unos gastos de gestión”. Por lo tanto, “es también responsable de todas las ‘anomalías’ que pudieran producirse en el viaje, incluida la falta de acierto en la elección de los perfiles compatibles entre conductor/pasajero y los problemas de convivencia que se deriven de ello durante el trayecto”.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 257 visitas