SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Los mil y un imprevistos posibles cuando subimos a un avión

Ana Amigo,  Lunes, 01 de Agosto de 2016
¿Sabes cómo reaccionar?
Todo el año esperando y ya está aquí el ansiado verano. ¡Por fin nos vamos de vacaciones! Pero en ocasiones estas vacaciones nos las ‘amarga’ un contratiempo ajeno a nosotros mismos y que tiene que ver con la actuación de las empresas encargadas de suministrar el servicio de transporte. O bien con las agencias, minoristas y mayoristas, que se harán cargo de la organización de nuestro viaje.
 
Aquellos que elijan el avión este verano como medio de transporte para alcanzar su lugar de destino han de saber que, aunque es uno de los medios de transporte más rápidos y seguros que existen, en ocasiones –con más frecuencia de lo que quisiéramos–, podemos encontrarnos con sorpresas poco agradables. 

Imprevistos más frecuentes

- Que nos veamos inmersos en una situación de ‘overbooking’ o exceso en el número de billetes vendidos.
 
- Que nuestro avión salga con más de tres horas de retraso.
 
- Que el vuelo haya sido cancelado por decisión de la compañía área, sin previo aviso a los pasajeros.
 
En el caso de encontrarse en alguna de estas tres situaciones, debe saber que puede ejercitar, contra la compañía aérea y en algunos casos contra la agencia de viajes encargada de la venta del billete, una serie de derechos que se recogen en el Reglamento (CE) 261/2004 sobre denegación de embarque, cancelación de vuelos y grandes retrasos.
 
Entre los derechos que contiene esta norma se encuentran el derecho de atención, el derecho de reembolso y el derecho de compensación, a través de los cuales se trata de hacerle más fácil la espera en caso de retraso o de compensarle en caso de ‘overbooking’ y cancelación. 

Derechos de los pasajeros

Todo usuario de avión ha de saber que lo que le da derecho a una plaza en el vuelo que figura en el billete de avión es la denominada tarjeta de embarque. Aunque parezca mentira, la situación de que una persona que haya adquirido un billete de avión pueda quedarse en tierra por exceso de reservas, está legalmente permitida. Por ello el Reglamento 261/2004 CE recoge una serie de derechos que protegen y tratan de compensar a todo aquel a quien se le deniegue el embarque por ‘overbooking’.
 
Los derechos básicos que asisten a los pasajeros en caso de ‘overbooking’ o denegación de embarque son: 

1. Derecho de atención.

La compañía debe procurar bebida y comida durante el tiempo de espera, así como alojamiento y traslados en caso de que sea necesario pernoctar, dos llamadas telefónicas, mensaje de fax o correos electrónicos. 

2. Derecho de compensación.

La compañía encargada de realizar el vuelo deberá compensar a los pasajeros con las siguientes indemnizaciones: 
a) 250 euros para vuelos de hasta 1.500 km. 
b) 400 euros para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1.500 km y para todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 km. 
c) 600 euros para los vuelos no comprendidos en los apartados anteriores.
La indemnización tendrá lugar por cada trayecto no realizado. 

3. Derecho de reembolso.

Reembolso del importe del billete en el plazo máximo de siete días o billete alternativo. 
 
Una cuestión que suele plantearse es cuándo nos encontramos ante una cancelación y cuándo nos encontramos ante un gran retraso. Las compañías aéreas entienden que estamos ante un gran retraso cuando se respeta el mismo número de vuelo, aunque dicho vuelo salga con más de 24 horas de retraso. El vuelo se considerará cancelado cuando nunca llegue a salir del aeropuerto de origen.
 
Los derechos básicos en caso de cancelación o gran retraso son el derecho de atención y el derecho de compensación. Se ejercitarán en los mismos términos que en los casos de denegación de embarque por ‘overbooking’, no teniendo los pasajeros derecho a compensación cuando se les informe de la cancelación con antelación suficiente o se les ofrezca un vuelo alternativo lo más rápido posible. 
 
La compañía aérea no estará obligada compensar económicamente cuando pruebe que la cancelación del vuelo se debió a circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. 
 
En cuanto al derecho de reembolso en caso de cancelación, se debe reembolsar el importe del billete en el plazo máximo de siete días o dar la alternativa de otro billete lo más rápido posible. Esto sucede también en el caso de gran retraso, siendo necesario que éste supere las cinco horas.

Otros imprevistos: Pérdida de equipaje

Uno de los imprevistos más frecuentes es la pérdida o rotura de los equipajes. Los usuarios deben saber que para aquellos supuestos en los que se produce la pérdida, el deterioro o el retraso en la entrega del equipaje, el Convenio de Montreal de 1989, prevé la posibilidad de indemnizar a aquel que se vea inmerso en dicha situación. Para ello, es necesario que reclame mediante los denominados Partes de Irregularidades de Equipaje (PIR) antes de abandonar el aeropuerto.
 
Además de formular la reclamación a través de los citados PIR, puede reclamar una compensación económica a la compañía en el plazo de los siete días siguientes en caso de deterioro del equipaje y, en el caso de retraso, en el plazo de 21 días a contar desde la fecha de recuperación de dicho equipaje.
 

  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 533 visitas